Construcción
5 agosto, 2021
Un nuevo escenario para la vivienda protegida en Madrid

La Comunidad de Madrid es una de las comunidades autónomas españolas con mayor necesidad de vivienda en alquiler y también con un precio medio más elevado para alquilar vivienda. Estos condicionantes han creado un clima propicio para que se apueste por la vivienda pública en alquiler y vivienda de precio protegido o tasado de cara a paliar esta circunstancia adversa.

La respuesta en los últimos meses ha sido muy positiva y se afronta con mucho ímpetu la transformación de un parque inmobiliario necesitado de nuevas propuestas. Por un lado, para hacer frente a una oferta inmobiliaria envejecida, ya que en Madrid, la vivienda en alquiler tiene 56 años de antigüedad de media.

En este contexto de vivienda escasa, envejecida y con precios elevados, la Comunidad está promocionando un modelo público-privado para la creación de vivienda protegida y de alquiler asequible –así como de otros usos- para renovar el sector en la región.

Déficit de vivienda protegida y situación actual

Señala El Economista que España en general, y Madrid en particular, sufren un déficit acuciante de vivienda en alquiler asequible. En el panorama nacional ese déficit supera el millón de viviendas. En el caso de Madrid, este periódico habla de 214.740 unidades, superando ampliamente al segundo (Málaga) que necesita en torno a 136.000 unidades.

Para paliar este enorme problema al que se enfrenta la Comunidad de Madrid, presentó en abril de 2021, entre otras medidas, el llamado Plan Vive: la construcción de hasta 25.000 viviendas de alquiler accesible en los próximos seis años. Hablamos de un proyecto que ya había arrancado oficialmente en enero del mismo año y que arrancó con la licitación de 46 parcelas divididas en 14 municipios de la comunidad.

Además, y como apunta Onda Cero, la Agencia de Vivienda Social (anterior IVIMA) presenta otro proyecto para construir “otras 1.500 viviendas sociales y otros 50 millones se destinarán a la adquisición de 375 viviendas con fondos europeos que permitirán continuar con la lucha contra el chabolismo y la marginalidad”.

Proyectos actuales y contexto en Madrid

A continuación, queremos revisar los proyectos que están enmarcados en esta transformación para la obtención un nuevo escenario para la vivienda protegida en Madrid. Si antes hablábamos de Ayuso y la Comunidad, el Ayuntamiento de Madrid, con José Luis Martínez-Almeida a la cabeza, ha acordado transferir fondos recientemente a la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS) para financiar viviendas protegidas. Lo más interesante es que desde que empezó este año 2021, se han invertido 85,2 millones de euros para este uso.

Con estas partidas públicas desde los gobiernos regional y local de la capital, además del interés de los inversores privados, la oferta de vivienda protegida va a crecer considerablemente en los próximos meses y años. Bajo estas líneas resumimos algunos de estos proyectos público-privados como son Madrid Nuevo Norte, Operación Campamento, Antigua Cárcel de Carabanchel, Los Ahijones y Los Berrocales.

Madrid Nuevo Norte

El proyecto Madrid Nuevo Norte se define en su propia página web como “la mayor intervención de regeneración urbana de Europa”. Comprende un espacio entre Plaza de Castilla, al norte de la ciudad, y las áreas residenciales de Montecarmelo y Las Tablas de 5,6 kilómetros de longitud y hasta 1 kilómetro de ancho.

De acuerdo con el periódico Cinco Días, los principales responsables de Centro de Negocios Chamartín (el primero de los cuatro ámbitos urbanísticos de Madrid Nuevo Norte) destinarán 260.000 metros cuadrados a viviendas. De ellas, el 20% de esta edificabilidad residencial estará orientada a vivienda protegida. Además, “el 10% de los aprovechamientos será cedido por los propietarios [del suelo], libre de cargas, al Ayuntamiento de Madrid, quien lo dedicará íntegramente a políticas públicas de vivienda”.

Operación Campamento

Si bien Madrid Nuevo Norte es una operación urbanística que lleva casi décadas en proyección, Operación Campamento le va a la zaga. Desde 2005 se persigue que estos terrenos, pertenecientes al Ministerio de Defensa, se urbanicen mediante la colaboración público-privada.

Cubriría el eje centro-oeste de la capital, cubriendo un área de 20 millones de metros cuadrados junto a la carretera de Extremadura (A-5). Sin embargo, el proyecto retomado en los últimos años ha encontrado varios escollos y, aunque se han dado pasos adelante, la situación se encuentra en un estado de bloqueo por parte de las instituciones.

Antigua Cárcel de Carabanchel

En la misma zona encontramos la antigua cárcel de Carabanchel, en desuso tras su cierre en 1998. Los terrenos de este entorno ocupan 172.000 metros cuadrados y, según informa El Confidencial, la operación recibió luz verde para convertirlo en 600 viviendas y usos no lucrativos, entre los que se baraja la creación de un nuevo hospital.

De acuerdo con los datos que proporciona este diario, se espera que en esta primera promoción se construyan 600 viviendas, el 30% de las cuales serán destinadas a viviendas de protección oficial.

Los Ahijones y Los Berrocales

Cerramos este bloque con una información de Idealista sobre los grandes desarrollos urbanísticos que van a cambiar Madrid en las próximas dos décadas. Entre ellos están los de Los Ahijones y Los Berrocales, en el sureste de la capital y que, junto con otros desarrollos, crearán 100.000 nuevas viviendas asequibles.

En cuanto a Los Ahijones, hablamos de una primera fase de 2.780 viviendas, de las cuales 1.646 serán protegidas. Los porcentajes también son altos en Los Berrocales, donde ya está en ejecución la primera fase de 4.500 viviendas, 2.168 de ellas protegidas.

Industrialización de la construcción para cumplir plazos

Muchos de estos proyectos urbanísticos tardarán años en llevarse a cabo, incluso tras arduas conversaciones entre compañías privadas y gobiernos locales o territoriales. Una de las soluciones más punteras que ofrece el sector de la construcción es el de la industrialización. Grupo Avintia es líder en estos procesos y con ÁVIT-A, su sistema integral de construcción industrializada, espera aportar vivienda sostenible, inteligente y con diseño, en los desarrollos de la España pos-COVID-19.

La construcción industrializada ha venido para quedarse y es mucho más que la prefabricación de módulos constructivos. De hecho, Grupo Avintia celebrará en octubre de 2021 su ÁVIT-A Summit, el primer evento dedicado a la industrialización de la compañía, para analizar los desafíos futuros y anunciar sus nuevos compromisos como el de alcanzar un 35% de construcción industrializada para 2025.